pollo salteado con brocoli

Brócoli salteado

Tiempo: 15 min  |  Rinde: 2 porciones

El brócoli salteado como guarnición o para comerlo solo es perfecto si quieres comer delicioso y saludable. En esta receta vamos a mantener los nutrientes del brócoli y potenciar su sabor con pimienta, ajo y vino.

Receta de brócoli salteado

Una de las mejores maneras de comer brócoli procurando mantener la mayoría de sus nutrientes es comerla en ensaladas, ya sean crudas, al vapor o, como veremos ahora, salteadas. Es muy fácil y rápido de preparar y lo puedes servir como guarnición junto con casi cualquier plato.

receta de brocoli salteado

Ingredientes

  • 1/2 kg de brócoli
  • 4 dientes de ajo pelados
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva virgen
  • Vino blanco
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • Sal

Preparación

  1. Lo primero va a ser lavar muy bien el todo el brócoli, puedes hervirlo por 10 minutos si gustas pero es opcional.
  2. Pica el brócoli en trozos del tamaño que más te guste, nuestra recomendación serían trozos de menos de 3 cm de largo.
  3. Deshazte de las partes más duras de los tallos, pues a veces simplemente no las comemos porque no se suavizaron durante el salteado, si hervimos el brócoli entonces no tendrás problema con esto.
  4. Coloca un sartén grande a fuego medio hasta que se caliente bien la superficie, después agrega un chorro de aceite de oliva virgen.
  5. Ahora pon tus dientes ajo en el sartén para que se doren bien por unos segundos, después agrega una cucharada de mantequilla y revuelve todo.
  6. Agrega un vaso de vino blanco a la sartén con cuidado de no chorrear fuera. Revuelve todo muy bien durante unos 30 segundos.
  7. Ahora si, poco a poco, ve metiendo todo el brócoli en la sartén y sigue moviendo todos los ingredientes.
  8. Ponle una pizca de sal y pimienta.
  9. Tapa la sartén y cada 30 segundos abre para revolver los ingredientes.
  10. En caso de que se consuma el vino antes de tiempo, puedes agregar un chorro más.
  11. Después de unos 3 minutos salteando los brócolis, comprueba que estén blandos pinchandolos con un tenedor o un palillo.
  12. Si ya está tierno puedes comenzar a servir y al final, encima de todo, agrega la nuez moscada.

Este platillo es perfecto para servirlo como guarnición para casi cualquier tipo de platos fuertes, queda muy bien con pollo o carnes rojas. También puedes comerlo solo para cenar o almorzar si estás cuidando tu dieta o simplemente quieres cocinar algo fácil, rápido, rico y saludable.

Puedes agregar espinacas, champiñones o trozos de pollo para potenciar todos los sabores y conseguir un plato más completo, espero que te haya gustado esta receta.

Recomendado: Brócoli con pollo

Más recetas para cocinar tus brócolis

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *